Skip to content

6. ¿Os apetece tomar algo?

No os hablaré de bares de copas ni nada por el estilo. Si nos ponemos originales, lo somos hasta el final. Y seguro que si vais a uno de estos dos lugares no os arrepentís:

Fonda Pepe
Sant Ferran

Para los nostálgicos y los curiosos que quieran saborear el ambiente hippie de Formentera, la Fonda Pepe debe ser el cuartel general de su viaje. Situado frente a la iglesa de Sant Ferran, es imprescindible pasarse una noche por la Fonda a tomarse un Joan Pins al cielo raso. ¿Qué es un Joan Pins? Tendréis que descubrirlo por vosotros mismos, que si os lo cuento todo pierde la gracia.

Es Mirador
Carretera de La Mola

En este bar y restaurante encontraréis las mejores vistas de la isla. Es el lugar ideal para tomarse unas hierbas con hielo (un licor dulce macerado con hierbas aromáticas que se hace en las Pitiüses) acompañado de un trocito de pa de figa, mientras te hipnotizas con el paisaje. Desde Es Mirador, situado en la subida a La Mola, se puede contemplar dos tercios de la isla, las dos costas e, incluso, Ibiza. Os prometo que es imposible no quedarse extasiado con estas vistas…

Fonda Platé
Sant Francesc

Junto a la plaza de Sant Francesc encontraréis la Fonda Platé, una terraza preciosa y fresquita (todo lo que nos permita el calor del verano) con un emparrado en el techo. Allí podéis tomaros un zumo, una caña, un mojito y hasta picar algo en cualquier momento del día, como un bocata o una ensalada.